Blog - COCINA EN CASA 08: TARTA DE CREMA DIPLOMAT Y FRUTOS ROJOS | Contacto Cocina

COCINA EN CASA 08: TARTA DE CREMA DIPLOMAT Y FRUTOS ROJOS
By Contacto Cocina viernes, 5 de junio de 2020 13:26:08 (Europe/Madrid) Comentarios

A nadie le amarga un dulce, pero a veces resulta muy tedioso ponerse a preparar postres, ya que suelen requerir muchos ingredientes y técnicas complejas, por eso son de agradecer recetas sencillas, que cualquiera pueda hacer en su casa. Hoy publicamos esta receta que es sumamente fácil y vistosa, tartaleta de masa dulce con crema diplomat y frutos rojos. Además es ideal para primavera/verano ya que la fruta le da un toque refrescante y su acidez contrasta a la perfección con la dulzura de la crema.

 

Los frutos rojos tienen un aporte calórico bajísimo, por lo que se trata de una tarta muy compensada, además son muy ricos en vitamina C, betacarotenos  y taninos, gozan de una gran acción antioxidante y otras muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo.

 

La crema diplomat, con la que rellenaremos la tartaleta, se trata de una pastelera con chantilly, más ligera y menos dulce, ideal para combinar con la fruta y para que el conjunto no resulte muy pesado.

 

Sin más, paso a describiros la receta.

 

INGREDIENTES:

 

Para la crema diplomat:

  • 250 gr. leche
  • 50 gr. azúcar
  • 45 gr. yema de huevo
  • 22 gr. Maizena
  • 1 vaina vainilla
  • 1 gr. gelatina
  • 100 gr. nata montada

 

Para la masa dulce:

  • 200 gr. harina
  • 100 gr. mantequilla
  • 60 gr. huevos
  • 20 gr. azúcar
  • 8 gr. agua
  • 3 gr. sal

 

Para decorar:

  • Fresas
  • Frambuesas
  • Arándanos
  • Moras
  • Grosellas

 

 

PREPARACIÓN:

 

- En primer lugar, haremos la crema pastelera ya que necesitamos tiempo para que se enfríe. Para ello, vertemos la leche en un cazo con la mitad del azúcar y el contenido de la vaina de vainilla y comenzamos a calentar. 

 

- Hidratamos la gelatina en un poco de agua. Reservamos.

 

- En un recipiente ponemos la otra mitad del azúcar y las yemas de huevo y removemos bien con la varilla para blanquear, después le añadimos la Maizena y removemos hasta que quede liso y bien disuelto.

 

- Cuando la leche esté a punto de hervir, la vertemos en el recipiente mientras removemos bien para que todos los ingredientes se mezclen, después lo volvemos a poner en el cazo y lo llevamos a ebullición sin dejar de remover.

 

- Cocemos la crema (desde que hierve) durante 2-3 minutos sin dejar de remover, hasta que espese bien, la retiramos del fuego y le añadimos la gelatina ya hidratada removiendo hasta que quede disuelta.

 

- Enfriamos la crema en la nevera con film transparente en contacto para evitar que se haga una costra en la superficie.

 

- Para la masa dulce, en primer lugar cortamos la mantequilla en pequeños cubitos y la enfriamos bien en la nevera.

 

- Mezclamos los ingredientes secos (harina, azúcar y sal)

 

- Trabajamos la mantequilla con los ingredientes secos utilizando los dedos (Sabler) hasta que la mezcla se asemeje a arena húmeda y ya no queden trozos de mantequilla.

 

- Hacemos un pequeño volcán y colocamos en el interior los huevos y el agua, vamos mezclando poco a poco hasta que quede una masa homogénea, hacemos una bola y la dejamos enfriar en la nevera envuelta en film transparente. No hay que trabajar demasiado la masa.

 

- Todo este proceso se puede hacer también en una maquina amasadora si disponemos de ella, utilizando la “K” y mezclando primero los ingredientes secos con la mantequilla y después añadiéndole los huevos y el agua.

 

- Una vez que la masa esté fría podemos estirarla, necesitamos que tenga unos 3-4 centímetros más que el diámetro del molde. Volvemos a enfriar.

 

- Finalmente enfundamos la masa en el molde, cortamos la parte sobrante, pinchamos el fondo, le colocamos encima algo de peso (ej: film resistente al horno relleno de arroz) para que no suba y horneamos a 160º durante 10 minutos.

 

- A los 10 minutos retiramos el peso y horneamos otros 10 minutos aproximadamente. Depende de los hornos, hay que tener cuidado de que no tome demasiado color pero que tampoco quede cruda. Una vez horneada la dejamos enfriar.

 

- Cuando la crema pastelera esté fría, la removemos bien para que quede una textura lisa y le añadimos la nata montada poco a poco con una lengua, intentando no romper la textura. La nata se puede montar con varilla a mano, con una batidora eléctrica de mano, con una maquina batidora (Kitchen Aid) o con un robot tipo Thermomix.

 

- Ahora solo queda rellenar la base de masa dulce con la diplomat, alisar, enfriar bien y después decorar con los frutos rojos la parte de arriba.

 

  Para los que quieran hacer más sencilla la receta, pueden comprar masa brisa para ahorrarse el proceso de elaboración de la masa, aunque suele ser más frágil y menos sabrosa que la realizada en casa.

 

Espero que os haya gustado la receta y que os animéis a probarla en casa, ¡está buenísima!. También se puede realizar con otras frutas, ahora no siempre disponemos de todo lo que queremos así que podemos adaptar la receta a nuestra nevera.

 

Otra opción sería hacer una variante en un vasito o copa, sin masa, al fondo podemos poner unas galletas en migas para darle un punto crujiente.

 

 

¡Un saludo a todos y muchas gracias por seguirnos!

 

Añadir comentario

Es necesario estar registrado para poder comentar

click here para iniciar sesión