Blog - QUÉ BENEFICIOS TIENE EL JAMÓN IBÉRICO | Contacto Cocina

QUÉ BENEFICIOS TIENE EL JAMÓN IBÉRICO
By Contacto Cocina viernes, 25 de septiembre de 2020 6:31:31 (Europe/Madrid) Comentarios

Todos sabemos de las bondades de la dieta mediterránea, siendo ésta una de las más saludables que hay en el mundo. Entre otras cosas, gracias a la variedad de verduras, hortalizas y frutas que la componen, así como los ingredientes de origen animal. Uno de esos ingredientes es el jamón ibérico. La estrella de la cocina de nuestro país, es conocida en el mundo entero por su sabor, aroma y calidad. Pero también por sus muchos beneficios.

 

Sobre los beneficios del jamón ibérico queremos hablaros en el artículo de hoy. Cuáles son sus valores nutricionales, minerales y vitaminas. Pero también queremos hacer mención a las ventajas y desventajas de comer jamón ibérico. Como sabemos que tras leer este artículo, se abrirá tu apetito te aconsejamos, que si quieres comprar un buen jamón ibérico eches un vistazo a los precios de jamones ibéricos de la tienda Jamón Puro Bellota y toda su variedad.

 

¿Cuáles son los beneficios de comer jamón ibérico?

Quizá nunca te hayas planteado la cantidad de vitaminas y minerales que contiene el alimento estrella de nuestra gastronomía. Pero lo cierto es que esta delicia culinaria, que proviene del cerdo cuenta con hierro, calcio, magnesio, zinc y fósforo. En cuanto a vitaminas, tiene unas cuantas: B1, B2, B3 y B6 y otras vitaminas del grupo D y E.

 

 

Desde la Asociación Nacional de Industrias de la Carne (ANICE), indican que el jamón ibérico es una estupenda fuente de proteínas de alto valor biológico, y posee un perfil lipídico equilibrado y moderado en calorías. El jamón ibérico de bellota es un alimento bajo en calorías, que contiene un 50 % más de proteínas, que otras carnes frescas. De hecho, en comparación, tiene propiedades muy parecidas a las del aceite de oliva. La razón es porque la mayoría de grasas son insaturadas, o sea, saludables que nos aportan energía. Estas mismas grasas, además, generan nuevas estructuras celulares.

 

En cuanto a sus vitaminas, el alto contenido en vitamina B1 del jamón ibérico, nos sirve para superar el estrés y la ansiedad. Por ello, es muy recomendable consumirlo en época de lactancia o periodos de convalecencia. Etapas, en definitiva, de mayor desgaste de vitamina B1.

 

Otro aspecto importante para la salud es la curación y maduración natural del jamón ibérico. Gracias a ella, no es necesario ningún colorante o conservante para que tenga esas propiedades organolépticas que tanto nos gustan. Este mismo proceso natural, hace que el jamón ibérico sea un alimento pobre en colágeno. De esta forma, se convierte en un alimento sin productos químicos, tan perjudiciales para la salud, y por ello es un ingrediente muy digestivo, cuyos aminoácidos son muy fáciles de asimilar por nuestro aparato digestivo.

  

 

Poder antioxidante del jamón ibérico

Al tener vitaminas del grupo E, el jamón ibérico se convierte en un estupendo antioxidante. Por ello, junto con el tomate y el aceite de oliva, se presenta como una estupenda opción muy sana como tostada para el desayuno. Así daremos a nuestro organismo todo lo que necesita para afrontar la mañana: hidratos de carbono y energía.

 

Propiedades que controlan el colesterol

El jamón ibérico es un estupendo recurso alimenticio para controlar el colesterol. Cuenta con un buen nivel de ácido oleico, concretamente un 55%. 100gr de jamón ibérico, contienen 70gr de colesterol (el consumo máximo son 300mg diarios).

El jamón ibérico de bellota es un alimento cardiosaludable, por su grasa buena. Lo cual, también es positivo para el colesterol. Al tratarse de un cerdo que se ha criado en libertad y que ha comido hierba y bellotas, la musculatura del animal presenta una grasa infiltrada, que al comerla se convierte en aceite natural, siendo muy beneficiosa para el sistema cardiovascular.

 

Ventajas y desventajas del jamón ibérico

Principalmente, es un alimento que puede ser incorporado habitualmente a una dieta en cantidades moderadas. De hecho, podemos consumir jamón ibérico, en pequeñas cantidades de dos a tres veces por semana.

Es compatible con dietas bajas en calorías. El jamón ibérico no engorda, por ello es válido para consumir en dietas de adelgazamiento.

 

 

El jamón ibérico no es compatible con dietas bajas en sal. Contiene un 5% de sal, por lo que, si tienes problemas de hipertensión, es mejor moderar su consumo.

La OMS aconseja no abusar de la carne procesada, ya que esta aumenta la probabilidad de tener cáncer. Y el jamón ibérico es una carne procesada, ya que no es una carne cruda. A pesar de estas indicaciones, debemos tener en cuenta que no es comparable la calidad de este con la de otros productos procesados.

 

¿De dónde procede el jamón ibérico?

El jamón ibérico procede al 100% del cerdo ibérico, cuya madre es de raza 100% ibérica, y por ello está inscrita en el árbol genealógico de la raza porcina ibérica. Estéticamente, estos cerdos y jamones ibéricos tienen la pezuña negra y son los que mayor cantidad de grasa infiltrada tienen. El cerdo con el que se hacen los jamones ibéricos se alimenta únicamente de bellotas. De esta forma se obtiene jamón “Bellota 100% ibérico”.

A la hora de comprarlo, fíjate bien en la etiqueta. Así sabrás que clase de jamón estás comprando.

Añadir comentario

Es necesario estar registrado para poder comentar

click here para iniciar sesión